Blogs

Lunes 22 de Agosto del 2016

Como les había comentado en mis post anteriores, luego de tres meses de estar entrenando, Jesús, mi entrenador, se fue de vacaciones y terminaron siendo permanentes, por lo que quedé en las manos de mi nuevo entrenador Gray.


¿Cómo han sido estos 4 meses? pues, muy parecidos a una novela… siendo una persona que no le gustaba el deporte en lo absoluto, Gray logró que mis entrenamientos subieran de cuatro (4) a seis (6) jornadas semanales, ha logrado sacarme a entrenar al aire libre y lo más importante, es que me siento a gusto y quiero hacerlo todos los días, porque es una actividad que ya forma parte de mi vida.


Sin embargo, no todo ha sido lindo, hay días en el que lo quiero matar y otros en que simplemente no quiero verlo, es una persona que te quiere llevar a un mejor estado de salud, pero, presiona mucho en ciertos momentos; lo importante es que ha aprendido a conocerme y sin darme cuenta, logra que haga cosas que pienso no soy capaz y rompe los límites establecidos.


¿Qué ha sido de mi en estos 4 meses? pues bien… cuando inicié a entrenar con Gray, mi rendimiento físico no era el mejor y me costaba mucho hacer cualquier ejercicio, seguía refunfuñando por los que me ponía a hacer,  y durante los tres primeros meses me dolía todo el cuerpo ¡todos los días! un musculo diferente cada día, sin embargo, poco a poco se me ha ido haciendo más fácil hacer los ejercicios, antes me moría haciendo una plancha de 20 segundos, hoy la hago de 60 segundos (me cuesta un mundo, pero la hago), también odiaba la sentadillas, hoy las hago, quizás no a la perfección pero, puedo hacerlas, incluso cargando a mi amiga Johanna (esto lo ven en el video del post anterior y para rematar en la oficina en los brakes que tenemos Johanna y yo, hacemos sentadillas ja,ja,ja  ¿se imaginan?)


Adicional probamos otros tipos de ejercicios para demostrarme cada día que no hay límites, que los límites están dentro de nuestra mente y que con un poco de perseverancia y disciplina puedes alcanzarlos.


En estos 4 meses he logrado interactuar con personas maravillosas a los que llamo mis LIFEBOOSTERS, en este nuevo estilo de vida, son personas que han estado conmigo desde el primer día y que con un consejo o apoyo no me han dejado rendirme y están allí para animarme a seguir ADELANTE.


He logrado perder bastantes libras y estoy a pocas de alcanzar la meta que me propuse, hoy he aprendido que esto es un proceso y que si lo quieres hacer bien toca dejar de hacer cosas que no nos favorecen y no nos ayudan, todo es cuestión de equilibrio, tenemos que tener un plan y no es fácil seguirlo, pero tu mayor limitante siempre serás tú mismo y tus miedos, miedos de ser diferente a los demás, miedos a que no te acepten en tu grupo de amigos,  con tu nuevo estilo de vida, miedo a lo desconocido y a lo que no puedes controlar.


Hoy tengo nuevos retos, conozco lo que no me gusta hacer en el gimnasio, dietas que no me gustan seguir al pie de la letra, vida social que tengo que disminuir (no todo es perfecto y soy una persona normal), pero iremos poco a poco para alcanzar las nuevas metas propuestas.


Para muchos 7 meses y 27 libras es un periodo muy largo para tan pocas libras, pero hacerlo de esta forma, me ha ido enseñando lo que debo dejar atrás, las nuevas costumbres que tengo que adoptaren mi estilo de vida, la disciplina que debo tener a la hora de entrenar, a confiar en las personas que tengo a mi alrededor y que están junto a mí en este proceso y que saben lo que necesito para lograr estos cambios en mi vida y que sean permanentes.